La correcta interpretación de la actuosa participatio según Joseph Ratzinger